Sobre la política de alianzas y la unidad del pueblo- Daniel De Santis

Sobre la política de alianzas y la unidad del pueblo- Daniel De Santis

En esta ocasión, como muchas veces me pasa, siento la necesidad de escribir como veterano militante del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT).

En varias entrevistas recientes, como pre candidato a Intendente de la ciudad de La Plata, ante la pregunta recurrente: ¿por qué la izquierda no se une? di la respuesta que enseguida expongo. En primer lugar reconocer que cinco pre candidatos a Presidente por la izquierda son demasiados: cuatro del trotskismo y uno del Frente Popular.

Dentro de la izquierda, en la política de alianzas, existen tres concepciones: La del frente popular que en esta elección ha tomado como nombre el de la propia concepción: Frente Popular (FP). La del frente de izquierda encarnada en el Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT), y la del frente de liberación nacional y social, que es la nuestra pero, sin candidatura presidencial.

La concepción del frente popular parte de considerar que Argentina no ha completado su desarrollo capitalista por lo que hay sectores de la burguesía que tienen potencialidad revolucionaria, por lo tanto buscan una alianza con los supuestos sectores más progresistas de esa clase social.

El magro resultado electoral del FP se explica, entre otras cosas, en que ya existe otro frente popular que es el Frente para la Victoria en el que se alinean todas las fracciones del viejo Partido Comunista. Su más destacado exponente es el candidato a Vice Gobernador Martín Sabatella. Como no hay ninguna posibilidad de incluir a Scioli dentro del campo del pueblo queda esclarecido, una vez más, lo errónea de esta concepción emanada de los partidos comunistas desde 1935.

La del frente de izquierda parte de considerar que, en nuestro país, se ha completado el desarrollo capitalista por lo tanto propone una unidad clasista (de la clase obrera) que, en los hechos, deja de lado a las clases y capas intermedias de la sociedad. Dentro del FIT se manifiesta con dos variantes: el intento balbuceante del Partido Obrero (PO) e Izquierda Socialista (IS) de abrir el FIT a organizaciones no trotskistas que fracasó, por ceder ante la presión sectaria del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS). Y la de éste Partido, que a raja tabla cierra toda posibilidad de apertura dejando, en los hechos, al FIT como un frente único trotskista.

¿Cómo se explica, entonces, que la línea más aperturista fuera derrotada por la ultra sectaria del PTS? Además del pecado de soberbia del PO, creemos que ello se debió a que contrariamente a su concepción, el PTS se presentó como la renovación del FIT y con una fórmula presidencial juvenil. Ambos hechos dieron, falsamente, un mensaje de amplitud. Pero además, si nos atenemos a los análisis del intelectual de izquierda Eduardo Sartelli que compartimos, porque se basó en un discurso democratizante. Este último concepto, traducido a un lenguaje menos técnico, significa que contuvo elementos de la ideología capitalista que dice combatir.

Y la concepción guevarista del frente de liberación nacional y social[1], que parte de considerar que si bien en Argentina las relaciones de producción son ampliamente capitalistas, estas se han constituido y desarrollado deformadamente por su dependencia del imperialismo y por estar dirigida por una burguesía nacional parasitaria. Por lo tanto se propone unir, desde una concepción socialista, al conjunto de los que viven de su trabajo: a la clase obrera unida a la pequeña burguesía urbana, al campesinado pobre, a los pobres de la ciudad y del campo y a las denominadas minorías, es decir, a todo el pueblo sin la tutela de ningún sector de la clase capitalista. Esta concepción, luego del exterminio de sus militantes sufrida durante la dictadura contra revolucionaria, no tiene aún una representación nacional, pero se encuentra en franco proceso de recuperación, y si logra fuerza social y política es la que podría unificar a su alrededor a las otras dos.

Fuente: Revista Mascaró, #32, septiembre-octubre de 2015

[1] Para ampliar ver: Daniel De Santis, “Polémicas (I): Con el nacionalismo, en el camino de construir: ¿Un Frente Popular, un Frente de Izquierda o un Frente de liberación nacional y social?”https://jgrosario.wordpress.com/2013/12/03/polemicas-con-el-nacionalismo-daniel-de-santis/

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
Imprime este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *